Ir al contenido principal

Ser padre y sus momentos de película

Lo sé, lo sé... siempre he sido muy friki y ahora siendo padre no voy a dejar de serlo. Siempre fui una de esas personas que en una conversación dicen: "sí, como en la película de" o "como en ese capitulo de los Simpsons en el que" para comparar una situación de la vida real. Y os digo una cosa, no os podéis imaginar la cantidad de situaciones que pasan siendo papafriki que puedes comparar y que encima a veces te lleva a esa risa tonta que tienes que contener, lo cual lo hace más gracioso aún.

Cosas como cuando tienes al peque dormido en brazos, después de haber peleado un buen rato para que se durmiera, según lo poso en la cuna me viene a la cabeza la escena del cambio del saco de arena por la estatuilla de la peli de "Indiana Jones y el Arca Perdida" con banda sonora incluida y todo, que para mantener la compostura y no descojonarme yo sólo (si, soy de risa fácil) las paso canutas....


 ...y con eso de estar dormido e intentar hablar con mamá por señas en plan "Comando" o similar peli de acción y encima no entenderse es una de las situaciones más absurdamente divertidas.

También, alguna que otra vez nos tenemos que quedar el peque y yo solos y claro, cuando la teta no está cerca y entran las ganas de comer no queda más remedio que tirar de biberón.
Si tenemos reservas de leche materna no hay problema, pero sino tenemos que tirar de la leche esa de polvos que tienes que preparar siguiendo las indicaciones que te marca teniendo en cuenta el número de cucharadas, la cantidad de agua, la edad del bebé, el peso, el color de ojos y su símbolo zodiacal para conseguir la mezcla perfecta, con lo cual uno se siente como Walter White en "Breaking Bad".






¡Ah! y ahora uno es experto, pero la primeras veces de cambio de pañal con esa megacagada que suelen echar estos pequeñajos era realmente "llamativo"... ¡mi ma!... recordaba la escena de la caca de triceratops en "Jurassic Park".... aunque (los papis lo entenderan) eso "es bien".




Y llega el primer día que tienes que dejar con los abuelos al peque y en vez de montar un melodrama en tu cabeza, mientras les explico a los abuelos que hay cosas que se hacían antes que no son recomendables en el cuidado de los niños se me viene a la mente la escena en la que el chino de la tienda de Chinatown vende a Gizmo en "Gremlims": "- Recuelda que no podel mojal y no podel comel después de medianoche"



Otro momento de película llega con los juguetes... y no, no me viene a la cabeza "Toy Story" que va...

Seguramente como todos los peques, de todos los juguetes que tiene hay uno que es "El Juguete", el favorito,... su "tesssooorooo".... y que cuando se lo das te mira con cara de "es mío, él vino a mí"





Bueno... y paro ya porque sino se va hacer muy pesada esta entrada pero como veis ser un papifriki hace más "entretenidas" las cosas y es que además pienso que cuanto más te vea reir tu peque, más feliz va a ser... y eso ahora es lo más importante....  aunque haya veces que el tío se ponga más colorado que "HellBoy" y pille unos berrinches que ni la mismisima orugrita de "Los Simpson".



¡Un abrazo compis! ;)

Si te gustó la entrada puedes compartirla o no (como te apetezca) pero si mola más si te pasas por el siguiente enlace y me echas un cable para conseguir llegar al objetivo de la "Temporada solidaria 2017" a favor de la Asociación Astarte ¡Gracias!



Comentarios

Entradas populares de este blog

Padre "segurata"

Uno de los momentos más importantes de la vida como padre es el primer día de parque.
Un nuevo mundo lleno de emociones se abre para tu peque, pero para ti es salir de tu zona de confort "padril". Y aunque soy de los que en la práctica dejo al peque que descubra, que experimente... vamos que no le llevo por ahí embalado en plástico de burbujas, en mi cabeza sólo se oye una alarma con voz de robot diciendo: "¡PROTEGER! ¡PROTEGER!".
Por eso he llegado a la conclusión que cuando voy al parque con el peque me transformo en un "padre segurata".


Poco a poco voy adaptándome a la situación. Ahora, siempre que vamos al parque, el peque va con una sonrisa de oreja a oreja y yo voy haciendo una revisión visual de la zona:

- Clasificación de grupos de niños por edad.
- Estado de las cadenas del columpio.
- Calcular la velocidad de descenso según el peso del peque y la inclinación del tobogán.
- Temperatura.
- Humedad relativa.

Vamos lo normal...



"¡Papá vamos al tobogán!&q…

Lesiones comunes en mami/papideportistas

En internet podemos encontrar una amplia información sobre las lesiones más habituales en nuestros deportes favoritos. Sin embargo, poco sabemos acerca de las posibles lesiones que pueden darse en las mamis y papisdeportistas.  Y como se dice siempre “más vale prevenir”, a continuación os dejo una lista de las lesiones más comunes:
1.-  DOLOR PLANTAR POR PISADA SOBRE JUGUETE
Esta lesión se caracteriza por provocar un fuerte e instantáneo dolor en la planta del pie provocada por pisar un juguete.  Es muy común que esta lesión se produzca cuando caminas descalzo por el pasillo de casa a oscuras para ir al baño. Además añadimos el agravante de no poder mentar a todas las princesas Disney porque esta situación se suele dar cuando el peque está dormido.



2.- CODO DE CUNISTA
Esta lesión está provocada por un abuso en el movimiento armónico simple con trayectoria rectilínea de la cuna, es decir, de dar tanto p´adelante y p´atrás a la cuna para que se duerma el peque. El riesgo aumenta según va…

El nuevo juguete del ¿peque o del papá?

A muchos os llama la atención que una persona que está tan vinculada como yo a la bicicleta (que es con lo que me gano la vida) se dedique más a correr que a dar pedal y la explicación es simplemente que después de muchas pruebas, lo que me mantiene más en forma con el tiempo que dispongo y quiero gastar en deporte (y cuando me refiero a mantenerme en forma me refiero a no ponerme como un tonel) es correr, ya que con una hora corriendo voy para casa bien frito y sin embargo una hora en bici (aunque la exprimas a tope) no da para mucho.
Los fines de semana podría sacar algo más de tiempo para rodar o correr una tirada larga, pero claro, pelea con la opción de quedarme con el peque y lógicamente esa opción tiene mucho más peso.
Así que me decidí a pillar una silla de correr para salir con el peque y no perder de estar con él mientras hago algo de deporte.
Busqué una silla que sobretodo fuera lo más cómoda posible para él (lógicamente) y si podía servirme para más cosas que correr pues mej…