Ir al contenido principal

XXXI Media Maratón Ruta de la Reconquista

Como veréis, he limitado mucho el tiempo que le dedico a las redes sociales, postureo e incluso el que dedico a este blog. La razón es simple, llegan momentos en la vida que no se da para todo y hay que hacer una reestructuración de tiempo y decidir en que invertirlo. Lo que más echo de menos es el blog... me gusta compartir mi manera de ver mi afición con vosotros pero, os soy sincero, el momento del día que dedicaba a escribir coincide con el momento del día que puedo jugar con el peque y entenderéis que me decante por él.
Pero dejando a un lado explicaciones, este pasado finde en la media de la Reconquista me lo pasé tan bien y fue algo tan especial para mí, que sería una lástima no hacer una entrada sobre ello.


No puedo hacer una típica crónica de carrera donde se ponen detalles de ritmos, ni donde cuento una épica lucha para superar mi MMP...  pero si puedo contar las sensaciones que produce disfrutar de verdad del deporte. Del deporte porque te gusta, porque lo llevas dentro desde pequeño (sea cual sea) y porque además de eso lo compartes con tu hijo.
Ahora mismo el peque con 16 meses aún no sabe de que va todo esto. Él sólo ve que papi le lleva en un carrito mientras corre y va viendo árboles, ríos, gente corriendo y guau-guaus
Pero mi intención es que se familiarice con esto, que vea el buen ambiente que hay, que aprenda los valores del deporte y que cuando pase de su viejo y vaya por su cuenta, mantenga y aplique esos valores... ¿deporte? el que quiera... corriendo, en bici, dándole patadas a un balón, patinaje artístico... pero sobretodo que aplique esos valores a la vida.


El sábado nos plantamos en Cangas de Onis para hacer la distancia más larga que habíamos hecho juntos.
El ambiente era extraordinario. En su 31° edición, la media de la Reconquista es una de las pruebas más míticas de Asturias. Muchas caras conocidas a las que siempre es un placer saludar.

Previo a la salida, los jueces nos dieron un toque de atención (ya que no se puede correr con carrito en una distancia homologada) y nos mandan colocarnos atrás del todo. Les comenté que la intención era esa, salir desde atrás e ir ganando posiciones, si se puede, sin molestar a nadie.
Llegan las 17:30 y se da el pistoletazo de salida. El peque no aguantó esperar a empezar y los primeros kms los hizo dormido.
Correr con un carrito es poco habitual (aunque estoy seguro que en breve se irá viendo más) por lo que los ánimos de la gente, tanto del público como de los mismos participantes son continuos, cosa que es de agradecer.

En el km 8 el peque se despierta. Yo pienso para mí: "uff.. aún queda bastante, no sé si aguantará sentado todo el rato". Y es que normalmente cuando salimos a correr, suele quedarse dormido después de llevar media hora y yo sigo corriendo hasta que despierta y pasamos a hacer una  sesión de "tan" (columpio en nuestro idioma), pero esta vez no podíamos seguir el plan de costumbre.
Sin embargo, con tanta gente corriendo y los que desde fuera aplaudían fue entretenido un montón de tiempo.
La subida hasta la basílica se me atragantó un poco (para que mentir) pero es un sitio tan bonito que compensa el esfuerzo.


De vuelta a Cangas el peque empezaba a querer más acción de la de ir mirando. Incluso tuve que apretar un poco para pasar a la liebre de 1:50 para que no viera el globo porque quería agenciarselo, pero quitando alguna parada para cambiar juguete, coger el bibi de agua y poner las canciones en el móvil, no tuvimos mayor problema.
A ritmo de Don Pepito y Don José, llegamos a meta donde mami nos esperaba super contenta después de haberla tenido preocupada casi dos horas.


Como os decía al principio de la entrada, ahora el peque no sabe de que va todo esto, pero cuando sea mayor podrá decir que hizo su primera media maratón con 16 meses.
Yo sin embargo, posaba con él orgulloso para la foto como si hubiera quedado el primero, ... y no digo que no me gustaría quedar el primero (que ni en sueños), pero como fui ese día, no lo cambio por nada.


Además los dos con la camiseta del dorsal 32 de nuestro amigo Fernando al cuál siempre tenemos presente en cada km que hacemos y apoyando a nuestra amiga Xana para conseguir más miembros en su grupo de teaming.

No me quiero olvidar de dar las gracias a la organización por permitirnos participar en la prueba, si nos es posible y nos lo permitís, volveremos el próximo año.

Salud y kms.

*FOTOS: Eva y Carmen

Comentarios

Entradas populares de este blog

Padre "segurata"

Uno de los momentos más importantes de la vida como padre es el primer día de parque.
Un nuevo mundo lleno de emociones se abre para tu peque, pero para ti es salir de tu zona de confort "padril". Y aunque soy de los que en la práctica dejo al peque que descubra, que experimente... vamos que no le llevo por ahí embalado en plástico de burbujas, en mi cabeza sólo se oye una alarma con voz de robot diciendo: "¡PROTEGER! ¡PROTEGER!".
Por eso he llegado a la conclusión que cuando voy al parque con el peque me transformo en un "padre segurata".


Poco a poco voy adaptándome a la situación. Ahora, siempre que vamos al parque, el peque va con una sonrisa de oreja a oreja y yo voy haciendo una revisión visual de la zona:

- Clasificación de grupos de niños por edad.
- Estado de las cadenas del columpio.
- Calcular la velocidad de descenso según el peso del peque y la inclinación del tobogán.
- Temperatura.
- Humedad relativa.

Vamos lo normal...



"¡Papá vamos al tobogán!&q…

Ser padre y sus momentos de película

Lo sé, lo sé... siempre he sido muy friki y ahora siendo padre no voy a dejar de serlo. Siempre fui una de esas personas que en una conversación dicen: "sí, como en la película de" o "como en ese capitulo de los Simpsons en el que" para comparar una situación de la vida real. Y os digo una cosa, no os podéis imaginar la cantidad de situaciones que pasan siendo papafriki que puedes comparar y que encima a veces te lleva a esa risa tonta que tienes que contener, lo cual lo hace más gracioso aún.

Cosas como cuando tienes al peque dormido en brazos, después de haber peleado un buen rato para que se durmiera, según lo poso en la cuna me viene a la cabeza la escena del cambio del saco de arena por la estatuilla de la peli de "Indiana Jones y el Arca Perdida" con banda sonora incluida y todo, que para mantener la compostura y no descojonarme yo sólo (si, soy de risa fácil) las paso canutas....


...y con eso de estar dormido e intentar hablar con mamá por señas en p…